Tendencias en marketing de contenidos

Tendencias en marketing de contenidosEl marketing digital está en constante evolución, por lo que todos los agentes implicados en él están prácticamente obligados a una constante formación y un reciclaje prácticamente día tras día en muchas de sus prácticas. No es menos en el caso de uno de los reyes de la industria: las nuevas tendencias en marketing de contenidos mantienen el objetivo y trasfondo, pero renuevan formatos y herramientas constantemente.

Pero, ¿cómo podemos saber qué línea seguir? Aparte de fijarnos en las grandes empresas, un recurso siempre muy socorrido ante la falta de un faro oficial, en este post recopilamos algunas de las tendencias en marketing de contenidos a las que ya deberíamos estar subidos. Más vale ser los primeros que tener que recortar diferencias en el futuro.

Vertical, vertical, vertical

No es una novedad que los dispositivos móviles son los grandes reyes en el consumo de internet, por lo que las tendencias en marketing de contenidos se adaptan para bailar al son de su música. Hacer fotos o grabar vídeos con la pantalla en vertical, que hace apenas dos años prácticamente se veía como un mal uso de las cámaras de los teléfonos móviles, es ahora lo que marca la pauta a la hora de generar nuevos contenidos.

Un sencillo rastreo por algunos de los perfiles más influyentes de Instagram, anuncios en YouTube, Instagram Stories… Cada vez más los contenidos se adaptan para consumirse en la posición natural del teléfono móvil, tal y como lo sostenemos para su uso del día a día, y los formatos verticales –tradicionales de las pantallas de ordenador- quedan en un segundo plano.

Originalidad y calidad

Los algoritmos de Google hace ya tiempo que son más inteligentes de lo que nunca pudimos llegar a soñar. Ya no vale con llenar nuestro post de keywords y confiar en que el robot de Google las lea y nos posicione en buen lugar. Cada vez más prima la calidad y la originalidad: el buscador leerá nuestro post y sabrá si vale la pena rankearlo o si debe pasar desapercibido.

Olvidémonos de hacer malabarismos con los posts para que todas las palabras clave encajen de manera forzada e innecesaria y centrémonos en lo que a Google realmente le interesa: la experiencia del usuario. Y la pregunta es sencilla: ¿Cómo hacer mejorar esa experiencia? Ofreciendo un contenido realmente interesante y de calidad que haga que el usuario se quede en nuestra página cuanto más tiempo mejor. Y que vuelva.

Realidad virtual como una de las tendencias en marketing de contenidos

Hace ya tiempo que viene escuchándose en ámbitos profesionales que la realidad virtual va a ser la principal herramienta de consumo de contenidos del futuro. Y, aunque todavía no lo es en el presente, ya ha llegado el momento de empezar a ponerse manos a la obra. Los vídeos en 360 grados adaptados al formato de las gafas permiten una capacidad de interacción y una experiencia hasta ahora inalcanzables, por lo que conviene adaptarse a ello.

Aunque todavía pueda parecer algo lejano, este formato es una de esas tendencias en marketing de contenidos a las que no queremos llegar tarde. Por supuesto, para maximizar la experiencia que supone la realidad virtual, puede (y debe) complementarse con realidad aumentada y con herramientas de inteligencia artificial. El combo perfecto.

Data-science-based content

Si en una característica es mejor el marketing digital respecto al convencional, sin duda es en su capacidad de medición y análisis. Los datos están ahí: aprovechémoslos para todo. A estas alturas de 2018, ya llevamos suficiente tiempo trabajando la faceta digital de nuestras empresas como para que un análisis de los datos nos ayude a saber qué funciona y qué no, qué reclaman nuestros usuarios y qué les da igual.

Por ello, basar nuestra producción en las conclusiones extraídas mediante data science supondrá un doble beneficio: conoceremos mejor qué quieren nuestros seguidores y consumidores, y para ellos la experiencia y el contenido a su alcance será más atractivo y afín a sus intereses. Además, eso nos permitirá alcanzar la hipersegmentación a la hora de difundirlo, ya que el perfil de nuestros usuarios estará más definido y afinado.

Contenido específico B2B

Ya hablamos del B2B como una de las facetas en las que los influencers se introducirían pronto, pero ya es también un océano a explorar y una de las tendencias en marketing de contenidos a tener en cuenta. La profesionalización y mejora de las técnicas de marketing digital hacen que ya no sea un conjunto de técnicas únicamente enfocadas al consumidor final, a la venta directa de un producto o servicio.

Ofrecer contenido de valor puede ser igualmente valioso en nichos profesionales de empresas que únicamente trabajen con y para otras empresas. La segmentación de las redes sociales en grupos profesionales, la potencia adquirida por LinkedIn y la digitalización progresiva de todos los agentes involucrados en el mundo empresarial hace que también las empresas como entes independientes sean ya consumidoras de marketing de contenidos. Y, si están ahí, habrá que darles lo que piden.

No sólo debe quedarse en el blog

La estrategia de nuestro marketing de contenidos debe extrapolarse más allá de nuestra web. La redacción y calidad de nuestro copy hará que se induzca a nuestro posible cliente a realizar la tan “deseada” conversión o compra. De ahí la importancia que la optimización en nuestros textos se tenga en cuenta en otros aspectos de nuestra estrategia digital como el social media marketing, la redacción de newsletters, el diseño de infografías o la edición de vídeos.

Los lectores han llegado a este artículo buscando:

Marketing de Microinfluencers

¿Por qué es importante el SEO para tu empresa?

Periodismo gráfico en Alicante. 

 

Compartir esta entrada

Deja un comentario