Portada en Facebook de la marca de gafas Hawkers.

Como en las leyendas urbanas de Silicon Valley, pero sin empezar en un garaje, en versión Costa Blanca y una excelente gestión de la comunicación han llevado a esta marca de gafas a convertirse en un icono de las redes sociales. Dos jóvenes de Alicante y otros dos de Elche que unieron sus caminos por pura casualidad han copado a lo largo de la semana páginas y espacio en diarios y portales de economía y tecnología. El motivo: Hawkers, la empresa que fundaron conjuntamente estos cuatro veinteañeros ha obtenido una inyección de 50 millones de euros en una ronda de inversión a nivel internacional.

Portada en Facebook de la marca de gafas Hawkers.
Portada en Facebook de la marca de gafas Hawkers.

Llegados a este punto de vida de la start-up, es complicado escribir algo sobre ellos que no se haya dicho antes pero, sobre todo, parece difícil referirse a Hawkers como algo más que un ‘hype’, una moda pasajera. Esa fase quedó atrás. Hoy en día es una empresa joven (insultantemente joven) que basa su éxito en una estructura desestructurada, en un método de trabajo propio y en un ensayo-error constante con el que paso a paso construyen su estrategia de marketing, comunicación y redes sociales, que va siendo afinada casi a diario.

Su método no es otro que exprimir, como ni siquiera dentro de Facebook han llegado a comprender del todo, la publicidad y comunicación en redes sociales desde Alicante, concretamente en su cuartel general de Elche. Esos fueron los pasos que auparon a la marca a codearse entre celebrities e influencers, a patrocinar a los Lakers, colarse en las cadenas de moda más conocidas del mundo e, incluso, protagonizar líneas de coches. La inversión constante (hasta 10.000 euros diarios solo en Facebook) y distintas plataformas, mensajes, audiencias y métodos con los que experimentar hasta dar con la tecla son la receta de una profunda comprensión de los caprichosos algoritmos que determinan qué importa y qué no en las redes. Y ellos, Hawkers, importan.

Su objetivo final es claro: cambiar la industria. Quieren mirarse a los ojos con Ray-Ban, convertirse en el Inditex de las gafas de sol. Producto con niveles de calidad aceptables a precios que los hagan mucho más accesibles es la filosofía de una empresa cuyo mantra es, precisamente, no tener una filosofía definida. En unas oficinas al más puro estilo Google, la mesa de ping-pong, el FIFA o el chef que cocina para la plantilla son elementos tan importantes como supuestamente innecesarios en despachos clásicos: ese es el secreto.

Metas por alcanzar


Saldum Ventures, la empresa que aglutina Hawkers y otras marcas, dio sus primeros y precarios pasos con una ínfima inversión: 300 euros. Es el dinero que pudieron reunir los chicos para comprar un lote de gafas de la marca americana Knockaround y venderlas entre sus círculos más cercanos. Les duraron un suspiro. Y, a partir de ahí, cada euro que ingresaban lo reinvertían en más y más gafas, hasta que el volumen de pedidos fue tal que fue la compañía americana la que les propuso convertirse en su distribuidor oficial en España.

gafas-hawkers

La creación de su primera marca propia, Hawkers, dio el empujón a la empresa, que ya cuenta sus trabajadores por decenas. Ahora, por primera vez, han acudido a una ronda de inversión con la que poder costearse la construcción de su imperio. Su primera tienda física y el asalto al mercado de distintos países que todavía no controlan son las próximas metas de Saldum. Metas “caras”, como reconocen desde la compañía, pero que tratarán de alcanzar con la medalla al pecho de haber sido rentables e independientes desde el minuto uno. Todo un ejemplo del potencial de la comunicación corporativa, la gestión de redes sociales, la estrategia de marketing de contenidos y del talento empresarial existente en Alicante.

Alianzas con otras empresas y personajes famosos

Una vez asentada a nivel mundial como la empresa de gafas líder del sector, Hawkers ha optado por aliarse con negocios de la moda como El Ganso  para lanzar una colección de gafas “políticamente incorrecta” y que llegara al público más joven, haciendo gala de su magnífica gestión en redes sociales.

La colaboración de la instagramer por excelencia, Paula Echevarría, con más de un millón de seguidores en esta red social, no ha hecho si no que se relance la popularidad de la marca en un canal, hasta ahora, exclusivo para el público más joven.

Los lectores han llegado a este artículo buscando:

Instagramers en Alicante más populares

Marketing de contenidos: 10 mandamientos a seguir para lograr el éxito

Novedades del Marketing de Influencers para 2018

¿Qué es el marketing intelligence?

Compartir esta entrada

Un comentario en “Hawkers: la revolución basada en la comunicación y las redes sociales

  1. […] píxel de Facebook… Saquémosles el máximo rendimiento. Y recuerda que, tal como demostró Hawkers con su metodología, no hay nada como el ensayo-error para dar con la […]

Deja un comentario