CA_MAGIC_12032020

Esta semana ha sido noticia de alcance nacional la decisión de Magic Costa Blanca, cadena hotelera con sede central en Benidorm) de devolver el dinero de su reserva a los clientes que se vean obligados a suspender sus vacaciones por estar afectados por el coronavirus.

Se trata de una buena noticia, en una doble vertiente: por un lado transmite confianza en un frágil mercado que se ve fácilmente afectado pro situaciones como ésta. Por otro, se garantiza que ser previsor y reservar con tiempo no se traducirá (llegado el caso), en una merma económica de los afectados. Garantizar la devolución “íntegra” de tus vacaciones es una medida justa que debería extenderse al resto de cadenas y establecimientos turísticos, que de otra forma pueden verse directamente afectados por la caída de reservas y contrataciones. Parece lógico, cuando no de justicia, que, si no se puede viajar, al menos no perdamos el dinero de las vacaciones. La acción ha sido difundida y gestionado ante los medios por ComunicAlicante, agencia de comunicación y gabinete de prensa de Magic Costa Blanca.  

Magic ha decidido dar el paso para generar un clima de seguridad entre los potenciales viajeros, y ha decidido incluir situaciones como este tipo de epidemias entre las razones para cancelar las vacaciones, dentro de su ‘Tarifa Segura’, que implica que, avisando hasta 24 horas antes de la fecha de entrada, la cadena hotelera benidormense te garantiza la devolución del 100% de tu dinero en el caso de que, finalmente, decidas no viajar hasta la Costa Blanca ante situaciones como el coronavirus. 

De esta forma, no se deja margen a la incertidumbre, y se erradica de raíz la tendencia a no contratar por anticipado, que ya está haciendo mella en el sector, también en municipios (como Benidorm), de momento libres de afectados.

La medida entronca perfectamente con las tesis de la OCU (Organización de consumidores), que defiende que esta epidemia debe considerarse unacausa de fuerza mayor, lo que conllevaría a la cancelación sin consecuencias económicas para el viajero. Ello, pese a que la OMS no recomienda la aplicación de restricciones a los viajes ni al comercio y, por tanto, no recoge el coronavirus como una causa de fuerza mayor.

Es un buen ejemplo de la posición que debe adoptar el sectorante la incertidumbre de la población por la expansión del coronavirus, un escenario poco motivador para planificar un viaje.

Compartir esta entrada

Deja un comentario