El futbol es un aliado para la promoción del turismo en Alicante.

La promoción del turismo en Alicante tiene un aliado invernal. La Costa Blanca es un referente turístico en muchos ámbitos. En verano, sus playas son un reclamo para millones de personas y la gastronomía, su riqueza natural o la historia de sus ciudades atraen igualmente a un gran número de visitantes. Sin embargo, el gran reto para el sector siempre ha sido la desestacionalización: conseguir que el flujo de turistas no se reduzca tan drásticamente fuera de los meses de temporada alta. Más allá del sol y playa, cuando las temperaturas no son tan cálidas pero sí suaves y benévolas, el sector ha encontrado un inestimable aliado con un gran poder mediático: el fútbol.

Las ligas de ciertos países de frías latitudes, en el centro y el norte de Europa, se detienen durante el invierno por las inclemencias del tiempo. Esos momentos son aprovechados por los equipos para realizar stages de pretemporada y seguir con su preparación en lugares en los que, pese a que también es invierno, la temperatura es más suave. Entre ellos está Alicante. Lugares normalmente litorales de la Costa Blanca, como Benidorm, son aprovechados por estos clubes para concentrarse durante unos días, alquilar instalaciones deportivas y prepararse para la competición lejos del frío de sus lugares de origen.

Entre los equipos que eligen trasladarse temporalmente hasta Alicante para entrenar hay algunos de tanto calado como el Rapid de Viena, el CSKA de Moscú o el Schalke 04, pero únicamente este invierno han sido hasta nueve los clubes de primer nivel que han aterrizado en la Costa Blanca. Estas pequeñas pretemporadas durante el invierno tienen un efecto positivo innegable para la promoción turística de Alicante: arrastran a comitivas de periodistas extranjeros, hacen que los nombres de Alicante, Benidorm o la Costa Blanca, así como imágenes de sus lugares más representativos, ganen espacio y sonoridad en medios de comunicación, e innegablemente el efecto arrastre de un mundo tan pasional como el fútbol hace que resuenen como destinos para miles y miles de aficionados de toda Europa.

Que el fútbol es un aliado inmejorable para promocionar cualquier producto no es nada nuevo. En Alicante se ha podido comprobar con las dos recientes visitas de la Selección Española a la ciudad para disputar partidos en el Rico Pérez, ante Escocia e Inglaterra. Fue, además, una elección estratégica: el Reino Unido es el principal mercado emisor de visitantes a la Costa Blanca, lo que provocó el desembarco de miles de hooligans que hicieron una escapada para disfrutar del sol, la playa, la gastronomía… y el partido.

Promoción del turismo en Alicante vía Twitter

La llegada de los mejores jugadores españoles a Alicante supuso un empuje orgánico a la promoción prácticamente impagable: la ciudad fue TT, buena parte de los integrantes del combinado nacional (muchos de ellos con millones de seguidores) subió fotos a sus redes sociales y todos los medios nacionales (así como muchos extranjeros) se desplazaron a Alicante. Miles de mensajes difundidos, millones de impresiones y una cantidad incontable de ojos puestos en la ciudad por un evento de apenas 90 minutos de duración, pero alrededor del cual se movilizan recursos prácticamente ilimitados.

Por unos días, clubes y deportistas de élite se convierten en poco menos que influencers de Alicante. Los miles de likes en fotos, de retweets en publicaciones y de minutos de televisión que se logran atrayendo un evento deportivo de alto nivel serían impagables para los presupuestos de promoción del turismo de cualquier ayuntamiento, diputación o patronato.

También desde el panorama político empieza a vislumbrarse el deporte como un empujón a la promoción turística de Alicante fuera de la temporada alta. Así lo hizo ver el político de Benidorm y senador por Alicante Agustín Almodóbar en una reciente entrega de premios en la que participó, en la que habló del deporte como elemento estratégico para la promoción turística de la provincia. Tanto por clima como por infraestructuras, es habitual encontrarse competiciones internacionales, equipos o deportistas del extranjero entrenándose en la Costa Blanca. Ahora es el momento de sacarle provecho a esta excepcional visibilidad en los medios de comunicación de Alicante, perdida con la ausencia de Hércules y Elche de la Primera División.

 

Compartir esta entrada

Deja un comentario