Portada de 'El espía que burló a Moscú', nuevo libro del periodista alicantino Claudio Reig

Portada de 'El espía que burló a Moscú', nuevo libro del periodista alicantino Claudio Reig

Historia, intriga y Guerra Fría. El periodista alicantino Claudio Reig publica ‘El espía que burló a Moscú’, una novela sobre la vida de Joaquín Madolell, paracaidista del Ejército del Aire y espía español infiltrado en los servicios secretos de la antigua Unión Soviética. Cuando se cumplen 50 años de esta historia, Reig la rescata de entre la documentación desclasificada por la CIA y archivos históricos españoles para narrar cómo Madolell protagonizó la principal acción de contraespionaje de la Guerra Fría ocurrida en el sur de Europa.

La llamada ‘operación Mari’, desarrollada conjuntamente por Estados Unidos, Italia y la España franquista, sirvió para desarticular una red de inteligencia militar rusa, y es una historia prácticamente desconocida que el autor, a través de su investigación, detalla con minucia, datos y mano izquierda. De cómo un comunista italiano reclutó a un niño del hambre de la España de los años 40 para convertirle en uno de los grandes espías de la historia nacional. ‘El espía que burló a Moscú’ es un acontecimiento real, un pedazo de la historia de España, pero también una novela de espías, con todo lo que eso supone. Reig atiende a ComunicAlicante antes de presentar su libro en su ciudad. A falta de confirmación oficial, esa presentación tendrá lugar el próximo 14 de junio en la SEU.

Claudio Reig, autor de 'El espía que burló a Moscú', durante una entrevista en la radio.
Claudio Reig, autor de ‘El espía que burló a Moscú’, durante una entrevista en la radio.
–¿Cuándo y cómo supiste por primera vez de la historia de Madolell?

–Por un conocido que estuvo en su funeral y me contó que había estado en Moscú infiltrado como espía. Joaquín Madolell falleció en Madrid el 1 de octubre de 2011.

–¿Cómo se inicia de cero una investigación histórica así?

–En mi caso opté por seguir una doble vía. De un lado, inicié una búsqueda por los archivos militares del Estado, agencias de inteligencia extranjeras, archivos judiciales italianos, hemerotecas de diarios españoles y foráneos, así como por la escasa bibliografía publicada al respecto. De otro, busqué fuentes directas: militares compañeros de Madolell en el Ejército del Aire y agentes de inteligencia conocedores de la operación Mari.

–¿Qué dificultades has encontrado por el camino? ¿Tuviste algún impedimento mientras investigabas y escribías ‘El espía que burló a Moscú’?

–La mayor dificultad es la imposibilidad de acceso al expediente del caso. La operación Mari (Madolell-Rinaldi) permanece todavía a día de hoy bajo custodia en los archivos del Sistema de Inteligencia español. Esto es así porque España carece de una ley de desclasificación de secretos oficiales. Por tanto, lo más difícil ha sido reconstruir la secuencia cronológica y operativa de la misión. A parte de esto, no encontré ningún impedimiento. Más bien al contrario.

–¿En qué momento te diste cuenta de que esta historia tenía que convertirse en libro?

–Desde el primer momento. No podía quitarme de la cabeza el reto que suponía desvelar este pasaje real de la historia reciente de España  prácticamente desconocido. Además, según avanzaba en la investigación, la dimensión de la operación llevada a cabo por este militar español no dejó de sorprenderme. Existe un informe de la CIA que certifica que la operación Mari fue la misión de contraespionaje más importante llevada a cabo en el sur de Europa contra los servicios secretos militares de la Unión Soviética en la década de 1960.

–¿Cuántas novelas ocultas como ‘El espía que burló a Moscú’ puede haber en los archivos desclasificados de la CIA?

–Infinitas. La última desclasificación documental de la CIA ha puesto en la red más de 12 millones de páginas.

–¿Siguen dándose infiltraciones tan importantes como la narrada en ‘El espía que burló a Moscú’ en los conflictos de hoy en día?

–Sí, las inflitraciones y el doble juego con agentes enemigos siempre encierran riesgos, pero el alto rendimiento que este tipo de operaciones suele ofrecer la convierte en una práctica tan obligada como habitual.

–¿Cuál fue el papel de España en la Guerra Fría? ¿Se limitó a este caso o colaboró con Estados Unidos por otras vías?
–Al finalizar la II Guerra Mundial, España era un país aborrecido por las democracias occidentales. Esto era así, sobre todo, debido a las simpatías germanófilas de la cúpula franquista. Sin embargo, cuando comienza a atisbarse el inicio de la Guerra Fría, la situación geoestratégica de España concita el interés de EEUU. Entre las hipótesis factibles que manejaban las agencias de inteligencia occidentales estaba la invasión de la Europa libre por parte de Moscú y sus países satélites, alineados en el Pacto de Varsovia. Ante este temor, la estrategia de respuesta de la Alianza Atlántica se centró en la única arma capaz de alcanzar los centros vitales de la Unión Soviética: los superbombarderos atómicos de largo alcance, elemento esencial del poderío nuclear estadounidense. Tras la firma, en 1953, de los tres acuerdos bilaterales con EEUU que permitieron la instalación de cuatro bases militares hispano-norteamericanas en territorio español, EEUU y España, lógicamente, incrementaron lazos y cooperación en materia de defensa e inteligencia. Desde entonces y hasta bien entrada la democracia, la CIA operó en España con demasiada libertad. A veces a favor de los intereses españoles, como en materia de contrainteligencia; otras, defendiendo sus propios intereses, como en el caso del Sáhara, donde trabajaron  favor de Hassan II.
–¿Es el crowdfunding la solución para autores e historias fuera de las grandes editoriales y escaparates?
–En mi caso ha sido así. Gracias a una editorial como Libros.com, especializada en la publicación de proyectos de crowdfunding, esta investigación ha visto la luz. Contar en la financiación del libro con personas que no conoces, pero que apoyan tu proyecto, resulta muy gratificante a la vez que supone un serio reto no defraudarles.
Uno de los archivos obtenidos fruto de la investigación de Claudio Reig para escribir 'El espía que burló a Moscú'
Documento de la magistratura italiana donde aparece una relación de las personas
investigadas en España tras la detención de los espías italianos Giorgio y Zarina Rinaldi. 

Compartir esta entrada

Deja un comentario