Comunicación en verano

Comunicación en veranoEn estas fechas, la mayoría de las empresas ya comienzan a trabajar de manera poco habitual. Horarios reducidos, plantillas mermadas por las vacaciones, proveedores que no dan suministro durante semanas, clientes que no responden correos… Una temporada en la que muchas cosas se paran. Pero la comunicación en verano no puede detenerse: es un vehículo para, precisamente, evitar que el parón pase factura.

La comunicación en verano es, si cabe, más importante que durante el resto del año. Es posible que la audiencia no esté tan focalizada como en otras etapas del curso, que el alcance de nuestras acciones sea menor, pero nos ayudará a alcanzar diferentes objetivos: daremos imagen de actividad continua, mantendremos el pulso con nuestra competencia e incluso podremos captar a un público menos habitual durante el año.

Cinco tips para mantener la comunicación en verano

Sabemos que mantener la actividad comunicativa es fundamental durante los meses de verano. ¿Cómo lo podemos hacer? Aquí unos consejos que aplicamos en nuestra actividad diaria como agencia de comunicación y marketing:

Aprovecha la estacionalidad

Al igual que los restaurantes sirven más helados y ensaladas, y las televisiones emiten reposiciones de viejas series y películas de temática veraniega, la comunicación de una empresa en verano también puede girar alrededor de todo lo que el estío ofrece. Adaptar el tono y los contenidos a un enfoque más ligero y fresco puede ser buena idea para que quien esté al otro lado, posiblemente de vacaciones, no desconecte y busque otras cosas. Tocando los temas del verano, y no únicamente ofreciendo cuestiones enlatadas, todo irá mejor.

Banco de pruebas

Ya que mucha gente baja la guardia durante el verano, puede ser un buen momento para innovar un poco. Probar cosas nuevas, ensayar esa extravagancia que nos encanta pero con la que no nos atrevíamos hasta ahora, tirar de memes… El verano es el laboratorio perfecto para pulsar qué cambios pueden acompañarnos a partir de septiembre y cuáles es mejor dejar en un amor pasajero de verano.

Busca la máxima interacción

El alcance de nuestras acciones será menor, pero los usuarios que nos reciben desde sus pantallas tienen otra predisposición. Quienes utilizan las redes sociales durante el verano, en su mayoría, lo hacen por ocio, no por trabajo. Ese prisma puede ser ideal para buscar acciones que generen interacción, hacer partícipes a los seguidores de nuestros perfiles de algo que no sea solo trabajo, trabajo y trabajo: sorteos, encuestas, debates… Si conseguimos provocar reacciones en las personas, nos recordarán más fácilmente en el futuro.

Planifica por anticipado

Ninguna de las muchas oportunidades que pueden surgir de mantener activa la comunicación en verano va a caer del cielo ni va a llegar por casualidad. Una buena planificación es la base de un buen trabajo, por lo que para pescar en el río revuelto que suponen las semanas veraniegas es necesario prever escenarios, pensar y planificar las mejores acciones para cada momento. Si las opciones son más reducidas, es necesario que nuestros disparos sean más precisos.

Toma ventaja

Es posible que buena parte de tu competencia esté más inactiva durante el periodo estival. La comunicación en verano puede suponer un esfuerzo doble si parte del equipo se va de vacaciones o trabaja menos horas de lo normal, pero precisamente por eso si somos capaces de mantener el ritmo podremos anticiparnos a los demás en cuestiones como eventos, fechas importantes o lanzamientos. Mantener la actividad nos puede permitir tomar ventaja y coger la pole position para la vuelta al cole.

Compartir esta entrada

Deja un comentario