flamingueo-start-up-de-alicante

Se acerca la época más mágica del año y los dolores de cabeza de siempre. ¿Qué le regalo a mi hermano? ¿Y a mi pareja? ¿A mi madre? La imaginación tiene un límite y las convenciones nos llevan a acabar siempre en las mismas ideas: una corbata, unos zapatos, un perfume, la camiseta de su equipo favorito o un jersey con motivos navideños pueden ser un acierto, pero están muy vistos. Una start-up de Alicante ha sabido montarse a una ola que no para de crecer gracias a las celebrities y aprovechar el tirón de cara a una temporada álgida para las ventas.

Flamingueo es una pequeña empresa que ha hecho suyo un producto que, durante el pasado verano, triunfó en las redes sociales. Los grandes flotadores de flamencos, porciones de pizza o cisnes fueron el lugar de descanso de caras conocidas como Taylor Swift, y desde Alicante tuvieron la visión necesaria para comenzar a importar y distribuir aquello que todo el mundo quería y nadie sabía dónde comprar.

regalo-start-up-de-alicanteSin duda, asociar su producto a una de las start-up de Alicante más ilustres, Hawkers, les dio un impulso enorme para dejar de ser unos desconocidos y pasar a ser la referencia para hacerse con el producto. Al igual que con la ya reconocida compañía de gafas de sol, basaron su apuesta en que fuesen influencers quienes les hiciesen la promoción. Otros gigantes de la moda contactaron con ellos para contar con sus productos como reclamo: Brandy Melville los vendía algunas de sus tiendas de España e Italia, al igual que Springfield, que ofrecía los flotadores como regalo para compras superiores a una cantidad concreta.

Y, en una empresa joven, la estrategia era clara: comunicar en redes sociales, basar su marketing en acciones con retorno y destinar cada céntimo de su limitado presupuesto a anunciarse en plataformas digitales. La comunicación de empresas, negocios y pymes es básica en sus inicios, y en Flamingueo (nombre surgido de la unión de ‘flamenco’ y ‘postureo’) han sabido crear su propio plan.

Pero si algo caracteriza a esta start-up de Alicante es su adaptación estacional. Los flotadores de flamencos y pizzas no se ven con los mismos ojos cuando deja de hacer calor, por lo que decidieron lanzar un nuevo producto que pudiese ayudarles a afianzar su marca en navidad antes de volver a la carga con fuerza para el próximo verano. Mantas con forma de cola de sirena para no desligarse totalmente del agua y el verano son su estandarte invernal mientras estos emprendedores pulen cada aspecto de su negocio en la aceleradora Lanzadera, aprenden de lo rápido que todo ha sucedido en su primer año de actividad y se afianzan como una de las start-up de Alicante con mayor proyección del momento.

Compartir esta entrada

Deja un comentario