La crisis del coronavirus, entre otras muchas cosas, ha servido para acelerar algunos procesos que lentamente se estaban implementando y que, casi de la noche a la mañana, han pasado de opción a obligación. Sobre todo, es el caso del teletrabajo y de internet en la educación: es decir, trabajar y estudiar online, desde cualquier lugar del mundo, con una conexión a internet como única herramienta imprescindible.

Las redes sociales e internet, durante los últimos meses, se han transformado en el único punto de conexión entre la realidad presente y la realidad deseada. Emisiones en directo de los gimnasios con clases para miembros, chefs utilizando sus IG stories como repositorios de recetas en vivo, docencia en tiempo real, trabajo a distancia… Un puente entre lo que nos habría gustado hacer, nuestras obligaciones y las limitadas posibilidades restantes durante la pandemia.

Pero esos puentes no se tienden por arte de magia. Detrás de cada conexión en directo, de cada publicación de contenido o de cada iniciativa creada y lanzada para ayudar a sobrellevar mejor la situación, había una empresa, una marca o un perfil dando un paso adelante. En el caso del uso de internet en la educación, durante la etapa Covid-19 pero también después, algunos ejemplos a nivel local han destacado.

El caso de los colegios ELIS

Uno de los clientes de ComunicAlicante, los colegios El Limonar International School de Villamartín (Alicante) y Murcia recientemente han mostrado un claro ejemplo de cómo internet en la educación y el buen uso de las buenas tecnologías son la mejor manera para acortar distancias, eliminar barreras y poner una alfombra roja a quienes quieren seguir aprendiendo y disfrutando, sin necesidad de abandonar la seguridad y comodidad del hogar propio.

Internet se ha hecho un hueco en la educación diaria de niños y familias. Ya no es solo un recurso para hacer los deberes y para el entretenimiento, sino una herramienta que permite que continúen con su ritmo de aprendizaje, que diversifiquen formatos, jueguen y se diviertan como una parte importante del proceso, tal y como refleja el éxito de la reciente campaña de comunicación que desde CA lanzamos con ELIS Villamartín

El colegio ELIS Villamartín forma parte de Cognita Schools, un grupo educativo internacional, que lanzó sus Cognita Home Games: unas jornadas en las que se congregaron más de 10.000 alumnos de sus escuelas repartidas por todo el mundo para divertirse, aprender y hacer deporte. Juntos, hicieron deporte, se divirtieron haciendo ejercicios y pruebas de habilidad y pudieron repartirse medallas y reconocimientos de cada uno de los centros conectados al evento digital, que contaba con colegios y estudiantes de Europa, Asia y América.

Esta campaña solo es un ejemplo más de cómo internet en la educación ha permitido acercar lo que en un futuro será una realidad: la educación a distancia. Y, por supuesto, de cómo una campaña de comunicación bien diseñada, planificada y ejecutada puede ayudar a que una iniciativa corporativa de cualquier empresa pueda ganar la notoriedad que merece y colarse en la agenda de los medios de comunicación

Compartir esta entrada

Deja un comentario