Bornay es una pyme alicantina que será distribuidor oficial de baterías Tesla en España.

Bornay es una pyme alicantina que será distribuidor oficial de baterías Tesla en España.No son nada nuevo. Llevan engrosando el tejido empresarial alicantino desde hace casi medio siglo. Ahora, con la expansión de Tesla en España, ocupan un importante espacio en los medios de comunicación. Bornay es una pyme alicantina dedicada a la energía que lleva operando desde 1970 en la provincia. Con mucha presencia en Sudamérica y proyectos en Perú, Venezuela o Chile, además de otros muchos países europeos y de Oriente Medio, esta compañía se ha puesto en el foco por una alianza estratégica.

Mientras Tesla, la compañía de coches eléctricos y autónomos que amenaza con revolucionar la industria, sigue preparando la estructura de cara a su implantación en suelo español, esta empresa alicantina ya ha dado un paso de gigante para cobijarse bajo la extensa sombra de su árbol: Bornay es el primer y, por el momento, único distribuidor oficial de las baterías de Tesla en España.

Aunque conoce bien el mundo de las baterías, esta compañía tiene en ellas solo una de sus múltiples facetas de trabajo. Especializados en energías renovables y, sobre todo, en aerogeneradores, vieron en el crecimiento de Tesla una oportunidad. Y quisieron luchar por ella. Ahora, esta empresa de poco más de una veintena de empleados pero de dimensión global va a apadrinar la creciente presencia de la empresa de coches eléctricos en España, que por ahora se limita a tener fijada su sede (en Barcelona) mientras selecciona personal a través de distintas ofertas de trabajo en su web.

Las baterías de Tesla son un sistema de ahorro de energía para el autoconsumo en el hogar. Aunque por el momento se están encontrando trabas legislativas, la visión de futuro llevó a la empresa alicantina a llamar a la puerta de la compañía fundada por Elon Musk ya hace más de un año. En aquel momento, no había todavía un plan definido para la implantación de Tesla en España, pero ya se creó un vínculo. La relación no será exclusiva, ya que los americanos no tienen esa forma de trabajar, pero al menos sí en primicia. Y, mientras los demás se mueven a contrarreloj para recuperar terreno, una pyme alicantina ya sabe lo que es aliarse con una de las empresas multinacionales más potentes del momento.

Compartir esta entrada

Deja un comentario